El poder transformador de la meditación: reconfigurando el cerebro y las emociones

La gente seguía diciendo que el desarrollo de mi cerebro estaba completo cuando me acercaba a los veintitantos. Ese fue un pensamiento aterrador y difícil de aceptar para mí. Sentí como si recién estuviera comenzando. En este momento de mi vida, comencé a leer sobre neuroplasticidad, a desarrollar rituales de atención plena como la meditación y llevar un diario, y a centrarme intencionalmente en las emociones que necesitaban reconstrucción. Ya sabes, algunas señales de alerta.

Estoy aquí para decirles, junto con expertos reales en el campo: David Eagleman, neurocientífico y autor, y Kelly McGonigal, autora, psicóloga y educadora, y numerosos investigadores y profesores que ejercen en las instituciones más reconocidas de América del Norte, Que estés donde estés, no importa qué tan avanzado estés en el viaje, la meditación puede alterar profundamente tu experiencia de la vida. 

Reconfigurando tu cerebro a través de la meditación

No existe una parada difícil para el desarrollo del cerebro. Mantengo esa afirmación.

«Los científicos solían creer que el cerebro alcanza su punto máximo en la edad adulta y no cambia hasta que comienza a disminuir en la edad adulta tardía». Dice Eileen Luders, ex investigadora del Departamento de Neurología de la Facultad de Medicina de Los Ángeles. “Hoy sabemos que todo lo que hacemos”, insta, “y cada experiencia que tenemos en realidad cambia el cerebro”. Esta información tocó una fibra sensible en mí, que tenía veintiocho años.

Un estudio realizado por Luders sometió a veintidós meditadores y veintidós no meditadores a máquinas de resonancia magnética y descubrió que los meditadores tenían materia gris más extensa en regiones del cerebro importantes para la atención, la regulación emocional y la flexibilidad mental.

¿Qué es la materia gris?

La materia gris y la materia blanca forman el sistema nervioso central. La materia gris obtiene su tono gris debido a una alta concentración de neuronas.

La alta concentración de neuronas le permite procesar y liberar nueva información. La materia gris del sistema nervioso central permite a los individuos controlar el movimiento, la memoria y las emociones.

El estudio demostró que cualquier demanda que le impongas a tu cerebro fortalecerá las conexiones entre las neuronas y creará otras nuevas. Y que aprender a meditar no es diferente a desarrollar habilidades musicales o matemáticas. Cuanto más entrenas, mejor te vuelves.

La autora, Kelly McGonigal, lo explica elocuentemente. 

“Si practicas concentrarte en la respiración, el cerebro se reestructurará para facilitar la concentración. Si practicas la aceptación tranquila durante la meditación, desarrollarás un cerebro más resistente al estrés. Y si meditas mientras cultivas sentimientos de amor y compasión, tu cerebro se desarrollará de una manera que te hará sentir más conectado con los demás. Tu camino es tu elección y tu respiración te lleva allí”.

Perfeccionando la atención

Un “parpadeo de atención” es cuando nos perdemos en nuestras mentes. Es cuando nuestros amigos nos hablan y tenemos que pedirles que repitan lo que dicen porque nuestro cerebro se queda boquiabierto por un minuto. Un ejemplo menos típico y más dramático es cuando no nos damos cuenta de que el coche que tenemos delante se detiene y lo chocamos por detrás con nuestro vehículo.

Entrenar las áreas de nuestro cerebro que facilitan la concentración, dice Kelly, hará que notes más y pierdas menos

Cómo la meditación Vipassana puede mejorar la claridad mental y la concentración

La práctica de atención sostenida y conciencia no reactiva en Vipassana mejora la claridad mental, la capacidad de atención y la función cognitiva , lo que conduce a una mejor concentración y toma de decisiones.

Antoine Lutz, PhD, y Richard Davidson, PhD, publicaron una investigación que arroja luz sobre el poder de la meditación vipassan . Querían reducir la cantidad de parpadeos de atención de los participantes que se sometieron a meditación vipassana intensiva. La prueba consistió en identificar dos imágenes similares que aparecían rápidamente frente a ellos, por ejemplo, un conjunto de números dentro de un grupo de letras.

Pidieron a un grupo que meditara diariamente durante una semana antes de la prueba y no dieron instrucciones al segundo grupo. Pero, después de la primera ronda de pruebas, el segundo grupo completó un entrenamiento intensivo de meditación vipassana y volvió a realizar una prueba similar.

Cada miembro de ese segundo grupo mejoró su capacidad para identificar los objetivos gastando menos energía mental. Esta reducción de energía liberó la capacidad mental para predecir lo que vendría después. El mismo estado mental en los atletas profesionales los separa del resto de nosotros.  

Conviértase en un maestro de los fundamentos hasta el punto de que se conviertan en algo natural y vea lo que es posible. 

Meditación de atención plena para aliviar la ansiedad

La ansiedad puede ser desmovilizadora, impedirnos oportunidades de crecimiento y autodescubrimiento, y puede perpetuar el respaldo negativo a uno mismo. Para muchos de nosotros, el estrés y la ansiedad ocurren en nuestra vida diaria y estaríamos mejor sin ellos.

Las investigaciones muestran que la mediación puede ayudar a las personas a controlar su ansiedad. En un estudio realizado por Philippe Goldin, PhD, Wiveka Ramel, PhD y James Gross, PhD, dieciséis participantes con trastorno de ansiedad social practicaron meditación de atención plena para reducir la tendencia a participar y reaccionar ante estados mentales automáticamente.

Los participantes en el estudio lidiaron con dudas, estrés y pánico. El objetivo de este estudio era ayudarlos a manejar sus pensamientos.

Los participantes tomaron un curso de 8 semanas basado en mindfulness para reducir el estrés. La formación incluyó meditación de atención plena, meditación caminando, yoga suave, relajación con conciencia corporal y debates sobre la atención plena en la vida cotidiana.

Después del curso, pidieron a los participantes que reflexionaran sobre diferentes afirmaciones sobre sí mismos mientras estaban sentados bajo una máquina de resonancia magnética funcional. Cosas como: “No estoy bien tal como soy” o “Algo anda mal en mí”.

Los hallazgos indicaron un mayor enfoque en las declaraciones negativas posteriores a la intervención. Sin embargo, hubo una disminución notable en la activación de la amígdala, una región relacionada con el estrés y la ansiedad.

Entonces prestaron más atención pero sufrieron menos. Informaron menos ansiedad y preocupación. Se menospreciaron menos y su autoestima mejoró. 

Hallazgos: los pensamientos no desaparecieron, pero la meditación ayudó a las personas a manejar pensamientos y emociones angustiantes sin verse dominados por ellos.

«El objetivo de la mediación no es deshacerse de pensamientos o emociones», dice Goldin, «sino volverse más consciente y aprender a superarlos sin quedarse estancado».

Abrazar y navegar a través de las emociones

Normalmente pensamos en nuestro rango emocional como algo fijo e inmutable, un reflejo de la personalidad con la que nacemos. Sin embargo, podemos nutrir y mejorar nuestra capacidad de sentir compasión y conectarnos con los demás. 

Si bien incluso un pequeño compromiso con la meditación puede generar beneficios para el bienestar mental y la claridad, la verdadera profundidad de las recompensas surge a través de la práctica dedicada. 

Comenzando con diez minutos cada día, la práctica nos invita a sentarnos y abrazar nuestra presencia con el cuerpo, la respiración y la mente. La meditación no se trata de borrar pensamientos o emociones, sino de aceptarlos y navegar a través de ellos.

LEER  Enfoques terapéuticos para contrarrestar el impacto del ciberacoso en la salud mental

Deja una respuesta